22 Feb

Cómo sería tu oficina si la diseñara tu tipografía preferida

Lo reconocemos, la pregunta es un tanto extraña: ¿te has preguntado cómo luciría tu espacio de trabajo si te hubieras inspirado en tu tipografía preferida a la hora de diseñarlo? Probablemente no, pero no te preocupes, porque desde HomeAdvisor, en colaboración con NeoMan Studios, han creado siete mockups inspirados en las fuentes más clásicas. ¿Quién dijo que la tipografía no podía resultar chic y estilosa más allá de la pantalla o el papel?

 

Helvética

 

Futura

 

Cooper Black

 

Bickham

 

Courier

 

Baskerville

 

Comic Sans

Fuente fotografías: HomeAdvisor & NeoMan Studios

 

¿Con cuál de los espacios te quedarías? ¿En cuál de ellos crees que serías capaz de invocar a las musas? 

 

28 Dic

Fotolateras o cómo capturar la esencia de las ciudades en latas metálicas

Seguro que cuando viajas a una ciudad te invade el ansia por capturar cada momento, lugar o detalle, como si tu cuerpo desplegara un mecanismo en el que la memoria no fuera suficiente para recordar lo vivido. ¿Quién no ha vuelto de las vacaciones con centenares de fotografías en el teléfono móvil, cámara compacta o réflex? Lo complicado en esta época es precisamente gestionar la abundancia, ser capaz de identificar y reconocer en cada instantánea la atmósfera del lugar que pretendíamos congelar en nuestro álbum personal. 

El proyecto Fotolateras da respuesta a esta inquietud y lo hace desde una filosofía «slow» que apuesta por tomar conciencia y disfrutar el proceso fotográfico. Marinela Forcadell y Lola Barcia viajan por el mundo captando ciudades con sus 45 cámaras construidas con cajas metálicas. Tal como explican en esta serie de animaciones, crearse una cámara fotográfica con una lata es muy sencillo, basta con pintar de negro la superficie interior y crear un estenopo -un pequeño agujerito por donde pasará la luz que formará la imagen-. 

 

(Nueva York, 2009)

 

(Pekín, 2014)

 

(Roma, 2010)

 

Bilbao, Madrid, Barcelona, Amsterdam, Sicilia, Lisboa o Efeso son algunas de las ciudades que las fotolateras Marinela y Lola han logrado meter en sus latas de galletas, café o conservas.

Su proyecto demuestra que, aún en la era de la inmediatez, las fotografías pueden ser cocinadas a fuego lento si sabes combinar sus ingredientes (luz, encuadre, exposición, revelado) y le pones un manojo de pasión. 

(Fotografías de la galería de Fotolateras)