08 Ene

2018, ríos de dopamina y creatividad

 

Una de las rutinas que todos compartimos los primeros días del año es la escritura de los propósitos. En base12 hemos sido fieles a este ritual y en varias ocasiones hemos compartido con vosotros nuestro listado de buenas intenciones. Sin embargo, este 2018 hemos optado por improvisar, por dejarnos fluir, por mantener una actitud receptiva que nos permita ir lidiando con todo aquello que nos depare el año.  
A este 2018 sólo le pedimos mucha química para poder resolver de forma creativa todos los retos que nos surjan. Porque la creatividad no es una prerrogativa de unas pocas mentes, todas las personas en nuestra cotidianidad necesitamos cierta dosis para desarrollar soluciones alternativas o un pensamiento divergente. ¿Sabíais que hay un neurotransmisor que nos ayuda a potenciarla?

Se llama dopamina y es un químico transmisor liberado por determinadas neuronas de nuestro cuerpo. Varios estudios demuestran que cumple un papel fundamental en la motivación y resiliencia de los seres humanos, de ahí que se haya convertido en la protagonista de nuestro año.

Con este correo queremos desearos doce meses en los que todos vuestros átomos, junto con los protones que forman sus núcleos, se alineen para lograr que salten chispas y corran ríos de creatividad en vuestro entorno. 

Si esta felicitación dispara vuestros niveles de dopamina, ¡habremos conseguido nuestro objetivo!

03 Oct

Detalles creativos para fidelizar a tus clientes

Nuestra más de una década de experiencia como estudio de diseño, a la que hemos de añadirle la riqueza de trabajar con compañías de diversa naturaleza, nos ha enseñado que (aún) más importante que conseguir atraer nuevos clientes, es lograr seducirlos para que se queden. En base12 presumimos de tener a nuestro lado a los mejores aliados, personas con las que hemos crecido y crecemos en cada proyecto y a las que tenemos la suerte de poder llamar amigos. ¿La receta de este (gran) éxito? Una buena actitud, empatía, cuidado y mucha comunicación.

Por supuesto, no somos los únicos que ponemos en práctica esta estrategia. Octubre es precisamente el mes en el que muchas empresas e instituciones comienzan a darle forma a sus campañas de Navidad. Más allá de lo simbólico de estas fechas, es un buen pretexto para tener un detalle con quienes durante todo el año confían en nuestro trabajo y buen hacer. Nosotros ya estamos inmersos en la planificación de varios diseños y queremos ofreceros cuatro opciones por si estáis pensando en sorprender a vuestros clientes este año:

 

Diseño textil

 

Muchos de nuestros clientes optan por esta opción porque ¡es súper práctica! Te sorprendería conocer las posibilidades que ofrece la impresión o estampación de diseños en textiles y la calidad de los tejidos. Camisetas, manoplas, gorras, delantales… ¡tú decides!

 

Merchandising

 

Sellar tu identidad corporativa en un conjunto diverso de objetos es una propuesta que siempre funciona, sobre todo en la celebración de eventos. Chapas, carpetas, pines, imanes, USB’s, photocalls… tenemos un catálogo amplísimo que estamos seguros de que se adaptará a tus necesidades. 

 

Publicaciones

 

De una u otra forma, todos acabamos el año haciendo balance. Muchas compañías deciden aprovechar esta época del año para afianzar la comunicación con sus clientes mostrándoles sus hitos más destacados. Las memorias suelen ser el formato editorial más elegido, pero la creatividad no tiene límites y existen mil y una opciones.  

 

Objetos únicos

 

Cuando la artesanía entra en juego, la magia lo envuelve todo. ¿Quién no siente emoción al recibir un detalle único, hecho a mano? En base12 desarrollamos piezas cuidando especialmente el proceso de creación. Creemos en el valor añadido que tienen estos productos frente a otros y por eso nos gusta invertir horas en diseñar, mimar y modelar obsequios exclusivos. 

20 Jun

Museum of Failure: porque de los errores de la innovación se aprende

«Learning is the only way to turn failure into success» es el lema del recién inaugurado ‘Museum of Failure’ que ha abierto sus puertas en Suecia. Este museo muestra una colección de hallazgos que fracasaron, pero que enseñan el valor que tienen los errores en los procesos de innovación. En un momento en el que reina la retórica del éxito resulta muy interesante que se abran espacios como éste en el que se prioriza el proceso, frente a los resultados. Se cuestiona así también la propia función del museo, como institución que acostumbra albergar grandes discursos y deja atrás aquellos que no tuvieron el final esperado. 

¿Qué podemos encontrar, pues, en ‘Museum of Failure’? Desde un boli Bic rosa pensado sólo para chicas; la muñeca My Friend Kayla que fue acusada de espionaje; mascarillas faciales que prometían ser el elixir de la eterna juventud o una lista interminable de teléfonos móviles abocados al fracaso. Todos hemos tenido en nuestras manos alguno de estos diseños que no funcionaron porque, lejos de lo que creemos, casi el 90% de los procesos de innovación fracasan. 

 

 

El gran valor de estos objetos que se exponen en ‘Museum of Failure’ es que permiten al visitante formar parte de la experiencia de aprendizaje y comprender el verdadero valor del prototipado. Y es que si hay un secreto en el ámbito de la innovación es el prototipo, todos aquellos ejemplares de un invento o cosa que sirven de modelo para fabricar otros en los que los fallos detectados se van corrigiendo. 

 

19 May

Ilustraciones botánicas, un estilo pictórico con sus propias reglas

El dibujo ha tenido una importancia vital en muchas disciplinas, especialmente en las ciencias naturales. Desde el presente, nos cuesta imaginar un tiempo en el que la única forma de registrar una imagen era tirando de lápices y trazos. Gracias a la encomiable labor de los ilustradores científicos se han podido identificar, a lo largo de la Historia, miles de especies que de otra forma hubiesen quedado en el olvido. 

Más allá del valor de estos dibujos a la hora de construir el legado natural de la fauna y flora que habita nuestro planeta, estas láminas dan cuenta de una magnitud estética que atrapa. El detalle de los apuntes, la correspondencia cromática, las diferentes vistas de una misma especie… todo ello nos lleva a conocer todas las particularidades del motivo bocetado. Resulta mágico imaginar que hace varios siglos comenzaba a fraguarse un formato pictórico que ha transcendido en el tiempo con sus normas propias.

Si no es la primera vez que pasas por aquí, sabrás de nuestra querencia por la botánica y el halo místico de las publicaciones de los Gabinetes de Historia Natural. Podríamos pasarnos horas y horas navegando entre las páginas de estos cuadernos de laboratorio que guardan fórmulas, apuntes al margen y bocetos in situ. Por si tú también eres aficionado/a a estas ilustraciones naturales, deja que te mostremos dos divulgaciones (1854 y 1888) que demuestran cómo con pocos medios, mucha precisión y sutileza es posible congelar la anatomía, clase y fruto de un ejemplar botánico. 

 

KÖHLER’S MEDIZINAL-PFLANZEN 

 

WATERCOLOR SKETCHES | 1888

 

Si después de echarle un vistazo a estas cuadernos te ha embargado el espíritu botánico, recuerda que hace unos meses compartimos en este mismo blog unas láminas ilustradas por nuestra compañera Raquel. Puedes descargártelas gratuitamente o encargarnos que te la llevemos impresa a la puerta de tu casa 🙂